fbpx

Blog

B The Change MOM's Bea Aguirre La maternidad del cambio

En todo proceso personal hay momentos clave que suponen un avance importante. Son descubrimientos que nos hacen tomar conciencia de algo que hasta ese momento estaba oculto para nosotros y que nos abre una nueva vía de acceso a nuestra verdad. En mi camino ha habido muchos hitos importantes que han marcado un antes y un después. Tomar conciencia de mis heridas de infancia y hacerme cargo de ellas, ha sido, probablemente, el que más trascendencia ha tenido (y sigue teniendo) en la comprensión de mi misma. A día de hoy...

Son muchos ya los cambios de piel que atesoro a mis espaldas en este camino hacia mi verdad. Muchas falsas identidades de las que tuve que desprenderme cuando dejé de creérmelas. Muchas pérdidas que me obligaron a habitar el vacío y que resultaron no serlo. Muchas las veces que sentí haber perdido el rumbo para volver a encontrarme siempre, un poco más desnuda cada vez. Desnuda de máscaras y etiquetas e incluso de recuerdos. Recuerdos distorsionados que se empeñan en hacerme revivir heridas que aunque ya no sangran me siguen acompañando. Heridas que me recuerdan el dolor, que muestran mi vulnerabilidad y también la luz de todo lo que aprendí atravesándolas. Heridas...

Sé que te esfuerzas por ser la madre que te hubiese gustado tener a ti y por darle a tus hijos lo que tú no tuviste, y no hay nada malo en eso. El problema está en las expectativas tan elevadas que te impones. En no permitirte fallar, tener un mail día, sentirte mal, expresar el enfado y la rabia o reconocer que no puedes más. El problema está en que te sientes culpable cada vez que no llegas a ese ideal que tu misma te has marcado. Porque, al igual...

  Seguramente ya te hayas dado cuenta de que con frecuencia eres tu peor enemigo. Solemos ser terriblemente injustas con nosotras mismas y no tenemos piedad a la hora de juzgarnos. Creemos que tenemos que ser perfectas y buscamos incansablemente nuestra mejor versión desde la creencia (falsa) de que tal y como somos, no es suficiente y que siempre podemos hacerlo mejor. Hemos aprendido a mirarnos desde la exigencia y la culpa y a vincular nuestro valor a los resultados que obtenemos. Todo ello, nos lleva a exigirnos siempre más y...

Soñé con nuevos comienzos, Jugué a imaginar escenarios como cuando de niña dibujaba siluetas caprichosas con las nubes. Reconstruí repetidamente conversaciones a mi antojo. Quise inventarme mil veces, con el anhelo de hallarme en otra realidad, en otro tiempo y en otra piel. Insistí, tropecé, me caí, volviéndome presa del mismo bucle infinito. Hasta que entendí que aquel baile monótono me llevaba exactamente a ninguna parte...

  Esta mañana me comentaba un amigo que, como cada navidad, está especialmente sensible estos días. A mí también me pasaba y sé que no soy la única que vive la navidad con cierta melancolía sino que es algo muy común. Y este año tan raro en el que no hemos podido hacer lo de siempre, ni reunirnos con nuestros seres queridos, invita aún más a la nostalgia. Sin embargo, este año yo no la he vivido así y eso me ha hecho reflexionar. Los vínculos son, sin duda, la parte más...

  Cuando llega Diciembre, me gusta hacer balance de los últimos 12 meses. Es un ritual que practico desde hace años porque me ayuda mucho a aterrizar todo lo que he vivido y aprendido ese año. También me permite aclarar las ideas y definir hacia dónde quiero ir. Antes de incorporar esta práctica en mi vida, tenía la sensación de que los años pasaban sin pena ni gloria y de que yo era siempre la misma, dando vueltas al mismo bucle una y otra vez. Desde que hago el ritual de cierre del...

  El otro día pregunté en Instagram si conocíais el diagrama lunar y el 75% contestó que no. Expliqué por encima lo que era y la respuesta a mi pregunta de si queríais que os lo enviara y explicase, fue unánime. Mi intención era haberlo hecho ayer como os prometí, pero se me complicó el día y no quise hacerlo a prisa y corriendo. Últimamente intento no forzar las cosas y dejarme llevar más. Y esto tiene mucho que ver con la energía femenina y lo que vengo a contaros hoy. Estamos acostumbradas a ir...

  Son muchos los cambios y la incertidumbre que estamos viviendo como consecuencia de la pandemia. Se trata de una crisis no sólo sanitaria y económica, sino también estructural que está haciendo que nos replanteemos, tanto a nivel social como individual, cómo queremos vivir, lo que importa de verdad y lo que hasta ahora creíamos que era importante pero que empezamos a intuir que no lo era tanto.  Se están moviendo todas las estructuras internas y, a la larga, eso hará que se muevan también las estructuras sociales. Intentar mantenernos estables...

X