fbpx

Sé que te esfuerzas por ser la madre que te hubiese gustado tener a ti y por darle a tus hijos lo que tú no tuviste, y no hay nada malo en eso. El problema está en las expectativas tan elevadas que te impones. En no permitirte fallar, tener un mail día, sentirte mal, expresar el enfado y la rabia o reconocer que no puedes más. El problema está en que te sientes culpable cada vez que no llegas a ese ideal que tu misma te has marcado. Porque, al igual...

X